Despidiendo Barcelona

“Desde Septiembre que empezamos a investigar que furgoneta sería nuestra casa rodante, convertirla en vivienda, desprenderse de todo lo que no cabía, dejar el trabajo, aprender un mínimo de mecánica para intentar reparar la furgo si fuera necesario en ruta , despedirse de toda la gente que hemos podido…Unos meses de locura, intentando dejar todo atado antes de irnos. Adiós Barcelona!!!

 Nos tocaba empezar el camino…

… primera parada Menorca!

Una isla preciosa y pequeña, así si nos entraban ganas de hacer kilómetros esto nos frenaría o si no acabaríamos dando la vuelta muy rápido. Debemos ir lentos para no gastar gasolina y disfrutar de cada lugar, sin prisas… Aquí estamos aprendiendo a vivir en nuestra Llauneta.”